siguenos

Diccionario Z: ¿Eres parte de un «Fandom»?

Facebook
Twitter

Diccionario Z: ¿Eres parte de un «Fandom»?

Si naciste antes de los 2000 y quieres estar a tono con las nuevas tendencias lingüísticas, en #EsHoy preocupados por el saber de nuestro público hemos traído la primera entrega de Diccionario Z. Una guía para Boomers y Millenials sobre el significado de expresiones y trends de los nuevos tiempos. ¿Estás preparado? ¡Vamo’ a darle!

¿Qué serían los artistas sin sus fans? Esa es la pregunta que hoy nos convoca. Quizás si te hablo de «Las Chicas de Calipso» o el FansClub Oficial ya sabes más o menos para donde va esta nota. Y es que resulta que desde la llegada de internet, la industria del entretenimiento ha tenido su mayor auge y tal crecimiento, en gran medida, está influenciado por los Fandoms.

Entonces, ya te veo pensando ¿un Fandom es igual que un FansClub?, puede que sí y puede que no. Dejémoslo como la versión renovada y activa de los otrora fanáticos. Fandom deriva del término inglés Fan y Kingdom, el reino de los Fans, y refiere al grupo de personas que se unen a través de las redes sociales para apoyar a un artista, serie, personaje o cualquier producto de la industria del entretenimiento. Sin embargo, más que el apoyo se convierte en una cruzada por impulsar sus carreras y cualquier iniciativa que ellos presenten a su audiencia, desde promocionar una marca a una elección con voto popular.

Es allí la importancia que ha tenido para el mundo del Marketing conectar con las nuevas audiencias, los Fandom. Esta actual fanaticada ha logrado que productoras graben nuevas temporadas de series, hacer reboots, incrementar las ganancias de un perfume o sepultar la carrera de algún personaje que se interponga en la vida de su artista preferido. Hazte una idea de lo que aconteció en el juicio de Heard vs Depp.

Es así que la comunicadora audiovisual y de medios interactivos, Mariana de Lama, quien además es autora de «Fanfiction: una red social es el espacio de la ficción», explicó sobre los fandoms que “es una forma de distinguir a los grupos de aficionados” y tiene que ver con una “cuestión psicológica de pertenencia de grupo”.

Agregando que, “lo que une a estos aficionados en sus propios fandom es el común denominador de su afición. Ellos comparten afición. Es la cohesión de ese grupo”.

La toxicidad

Aunque todo pareciera color de rosas para los fanáticos, las redes también sacan lo peor de cada persona. A muchos fandoms se les ha criticado el nivel de odiosidad que generan cuando no están de acuerdo con las decisiones personales de sus artistas o de las empresas encargadas de producir filmes o series. A tal punto que muchos de ellos han decidido cerrar sus perfiles en redes sociales.

La cultura de la cancelación ha permeado duro entre estos grupos y más aún cuando han pasado a ser de audiencias pasivas a prosumers, es decir, quienes producen un contenido determinado para evaluar las características y dar su opinión sobre un tema en específico.

Tras ello, no son pocos los directores y actores que han alzado la voz para criticar las actitudes poco amistosas de sus fanáticos. Recientemente, el showrunner de The Boys, Erick Kripke, se desahogó en duros términos hacia los fans que ejercían acoso misógino a la actriz Erin Moriarty, Starlight en la serie.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: