siguenos

Todo es cancha, todo es ciencia: ¿Por qué ocurre la «fiebre futbolera»?

Facebook
Twitter

Todo es cancha, todo es ciencia: ¿Por qué ocurre la «fiebre futbolera»?

¿Bailaste o cantaste Waka Waka en el 2010? ¿Sabías que Shakira y Piqué se conocieron en el mundial de Sudáfrica? Esa edición la ganó en la cancha España con un gol de Andrés Iniesta al minuto 116 frente a Holanda. ¿Te desbloqueé un recuerdo? ¿Dónde viste esa final? 

Por: Blog Explorador | Proyecto Explora Coquimbo

El fútbol es un deporte que levanta pasiones y nos hace salir de la racionalidad, el deporte rey, como es conocido provoca sensaciones que tocan directamente nuestro ser. 

Esta locura mundialista ocurre cada cuatro años donde millones de fanáticos se trasladan a ver a su selección y otros se quedan alentando desde sus hogares, ¿por qué sucede? Todo tiene una explicación científica, ya que el fútbol incide directamente en tres necesidades psicológicas básicas:

1) Sentido de afiliación 

¿Has escuchado la frase “hemos vivido juntos alegrías y tristezas” que llama al sentimiento de unión entre hinchas? Esta oración resume a la perfección el sentido de afiliación porque apela al compañerismo entre individuos. 

Angela Pérez Donoso, psicóloga nos comentó que “existe una identificación con los equipos y jugadores, es decir, cuando juega la selección “jugamos nosotros” y cuando ganamos o perdemos también es algo que nos implica como espectadores, por lo tanto, es algo que va más allá de un mero deporte, sino que tiene que ver con nuestra propia identidad”.

El sentido de pertenencia compone lo más primitivo del ser humano, este tipo de sensaciones se expanden con un partido de fútbol y “se intensifica cuando jugamos contra otros “países” ya que, aumenta nuestra propia identificación con nuestro país y selección”, esto nos lleva inmediatamente a nuestra segunda razón psicológica: la necesidad de estatus.

2) Necesidad de estatus 

Cuando se juega un mundial, queremos ser los mejores, realmente se trata de mostrar nuestra capacidad ¿Por qué? Porque el fútbol nos proporciona una excusa para hacer catarsis, un entorno seguro para expresar pasión y rabia de una manera socialmente aceptable.

3) Búsqueda de significado

Podremos cambiar de todo, partido político, profesión, pareja o religión, pero nunca de equipo, es un dicho popular que aplica en este caso. Según el doctor Tomas Chamorro-Premuzic, experto en perfiles psicológicos y estadísticas personales, manifiesta que el fútbol es, en cierta forma, una alternativa popular a la metafísica.

Este deporte tiene la capacidad de unir a las personas mucho más que el trabajo en grupo, a veces incluso más que las relaciones de pareja.

¿Qué nos pasa cuando vemos fútbol?

cancha

Rodrigo Araya Anais, médico internista del Hospital de Coquimbo y miembro del área médica de Coquimbo Unido nos indica que “cuando vemos un partido se encienden tres cualidades cerebrales: atención, memoria y concentración, luego viene la emocionalidad que está muy ligada al afecto”. Es importante destacar que “no es lo mismo ver un partido de dos equipos cualquiera, que presenciar el partido del club de su vida o de sus amores”. 

Sin embargo, “una final del mundo, una final de Champions League donde el partido está muy interesante y suceden muchas situaciones llamativas, claramente genera una emoción y eso se le suma si la persona es hincha puede amplificarse mucho más, son efectos catecolaminérgicos los que pueden acelerar el corazón, generar euforia, sudor, nerviosismo y elevar la presión arterial”.

Un factor para considerar es ¿dónde lo vemos? ¿Por la televisión o en la cancha? El fútbol puede provocar “inquietud de piernas, movimientos involuntarios, la respuesta es variable pero cuando se gatillan las emociones, se desencadenan por “la vía simpática” del sistema nervioso autónomo, las respuestas son todas las que tienen que ver con esta vía de activación “son las de lucha o huida” uno se acelera, se le va la presión, se amplían las pupilas, puede haber cierta ansiedad o inclusive casi sentir que estás preparado para hacer deporte, pero no lo estás haciendo”. 

Deporte y salud física 

Según el Dr. en Ciencias de la salud, Alfredo Gary Bufadel, director de la carrera de kinesiología de la Universidad de La Serena lo primero que tenemos que considerar es que “el concepto deporte no es lo mismo que actividad física, por lo cual para analizar el concepto deporte se debe considerar qué tipo de deporte, intensidad, duración y frecuencia de la práctica”.

Pero ¿cómo impacta el deporte en nuestra calidad de vida?

“El deporte considerándolo como actividad física repercute positivamente en nuestra calidad de vida. Mejora los procesos fisiológicos de nuestro cuerpo como el metabolismo, participa y optimiza procesos de crecimiento y regeneración celular, perfecciona la percepción de nosotros mismos, regula sustancias endógenas cerebrales como las endorfinas y también potencia el área social de cada individuo”.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo al momento de practicar fútbol?

Rodrigo Araya nos indica que “no hay ningún órgano de nuestro cuerpo que no cambie  debido a la cantidad de sangre que reciben, la degradación de algunas toxinas, producción de hormonas, “una limpieza” por así decirlo debido al recambio celular, existen muchas consecuencias, es muy reduccionista pensar que solo existen efectos positivos y negativos, en medicina deportiva los resultados son adaptación o fatiga según la  reacción ya que, dependerá de la condición previa al estímulo de la persona.

Tecnología y fútbol

¿Qué novedades tecnológicas tendremos en el Mundial? Jorge Carrizo Largo, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Magíster en Ciencias de la Salud mención entrenamiento deportivo, Investigador de Dirección de Investigación y Desarrollo, Universidad de La Serena nos señala que “en el último tiempo, la ciencia y el fútbol han conseguido consolidarse mutuamente, siendo clave en la optimización del rendimiento de jugadores, desde la confección de zapatillas Smart, que no sólo son más livianas, sino que extraen el máximo potencial del jugador, balones Smart, uso de GPS, Smart watchs o Wifi de control de signos vitales, lo que facilita la labor de técnicos y entrenadores, punto a parte y para otro análisis para el asistente de video o VAR. En el futuro esperamos con ansias la realización del mundial en Qatar, y toda la emoción involucrada, personalmente espero los avances tecnológicos propios de una de este gran evento”.

Cancha

La cita mundialista de este año será sin Chile, pero la transmisión de la Copa del Mundo se hará de igual forma, tal como ocurrió con el Mundial de Rusia 2018. Estaremos pendientes de los himnos musicales, publicidad y resultados.

El puntapié inicial será el 21 de noviembre entre Senegal y Países Bajos, por primera vez desde Suecia 1958 que el primer partido del certamen no lo protagonice ni el campeón defensor ni el local.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: