siguenos

Se pronostica que el cáncer de cabeza y cuello aumenten un 30% de aquí al 2030

Facebook
Twitter

Se pronostica que el cáncer de cabeza y cuello aumenten un 30% de aquí al 2030

El 27 de julio se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Cabeza y Cuello, el que agrupa a diferentes tipos de cánceres, como cáncer de lengua, amígdala y cuerdas vocales.

Recientemente se estableció un triste hito en las estadísticas de la salud en Chile: por primera vez el cáncer se transformó en la principal causa de muerte, superando a las enfermedades coronarias y respiratorias.

Estos resultados eran esperados entre especialistas debido al constante aumento de la incidencia de distintos tipos de cánceres. De todos ellos, uno que ha aumentado su relevancia en los últimos años es el Cáncer de Cabeza y Cuello.

Cáncer de Cabeza y Cuello

Como un modo de informar y concientizar a la población mundial ante una enfermedad que anualmente aumenta en número, es que el 27 de julio fue declarado el Día Mundial contra el cáncer de cabeza y cuello.

“El cáncer de cabeza y cuello es un término que agrupa a una gran diversidad de cánceres. Entre ellos se encuentra el cáncer de tiroides y de la piel de la cabeza y cuello. Sin embargo, tradicionalmente se refiere a cánceres originados en las mucosas, entre los que están el cáncer de lengua, amígdala, cavidades paranasales y cuerdas vocales, entre otros. Además, están los cánceres de nariz y glándulas salivales”, señala el doctor Felipe Cardemil, miembro de la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello y profesor de la Universidad de Chile.

Actualmente, en Chile se diagnostican alrededor de 800 casos anuales de cánceres mucosos de cabeza y cuello, los que pueden estar alojados en la lengua, labios, mandíbula, garganta, amígdalas, cuerdas vocales, glándulas salivales, nariz o senos paranasales. Se estima que anualmente fallecen en nuestro país unas 400 personas por estos tipos de cáncer.

Según datos entregados por Globocan (Global Cancer Observatory) se espera al año 2030 un incremento de un 30% del cáncer de amígdala, derivado especialmente por el contagio del virus papiloma humano. En el caso de los cánceres orales, se espera un aumento de un 28% para el mismo período, mientras que para los casos de laringe o cuerdas vocales, se espera un aumento de un 40% al 2030, todo esto causado principalmente por el consumo de tabaco y alcohol

¿Cómo detectar algunos síntomas visibles?

Es fundamental que las personas estén atentas a la presencia de disfonía (voz ronca), heridas, úlceras o masas, y que puedan comunicárselo a su médico otorrinolaringólogo. “Un diagnóstico temprano permite que más del 80% de los pacientes tengan opciones de sobrevivir a este tipo de cáncer. Por este motivo es tan importante que las personas eviten comportamientos de riesgo y consumo de alcohol y tabaco, así como que consulten a tiempo con su médico ya que el diagnóstico precoz es fundamental”, señala el doctor Cardemil.

Algunos de los síntomas que se pueden encontrar en este tipo de cánceres es la presencia de masas extrañas e irregularidades que persisten por más de dos semanas en el cuello o boca; úlceras o heridas en la boca y/o garganta; ronquera o disfonía persistente; dolor o dificultades para tragar, sangrado persistente de nariz, boca o garganta y lesiones en la piel que sangran, crecen y muchas veces no cicatrizan.

Además, existen factores de riesgos asociados al desarrollo de estas enfermedades, que pueden ser manejados por las personas adoptando comportamientos más beneficios para su salud como dejar el consumo de tabaco y alcohol, mejorar su higiene bucal y disminuir la vida sedentaria. En el caso del cáncer de amígdalas un factor de riesgo que está creciendo enormemente es el contagio por el virus del papiloma humano a nivel de la garganta.

“Por este motivo es que en términos de prevención del cáncer, es fundamental establecer políticas para la disminución de tabaquismo y consumo de alcohol. En este sentido la estrategia de vacunación poblacional contra el virus papiloma humano es muy relevante, tanto en niñas como en niños a partir de los 11-12 años, lo que está avalado por el CDC de Estados Unidos”, explica el doctor Cardemil.

¿Cómo se trata el cáncer de cabeza y cuello?

Para mejorar los resultados del tratamiento en cáncer de cabeza y cuello se ha demostrado que la participación de un equipo multidisciplinario es clave, el que debe estar conformado idealmente por otorrinolaringólogos cirujanos de cabeza y cuello, radioterapeutas, oncólogos médicos, fonoaudiólogos y psicólogos oncólogos entre otros.

En ese sentido, algunas veces el pilar de tratamiento está basado en estrategias con cirugía, otras veces con radioterapia, y en algunas oportunidades con quimioterapia. La rehabilitación desde el punto de vista funcional, laboral, y de salud mental es clave para poder seguir adelante de buena manera posterior al tratamiento. En relación al pronóstico, las posibilidades de lograr una cura de la enfermedad y de sobrevivir a 5 años posterior al tratamiento son distintas entre las diferentes localizaciones de la enfermedad, pero es clave un diagnóstico en etapas iniciales de la enfermedad ya que eso aumenta la sobrevida de manera significativa.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: