siguenos

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: 3 recomendaciones que como sociedad debemos poner en práctica

Facebook
Twitter

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: 3 recomendaciones que como sociedad debemos poner en práctica

“Las personas que piensan en el suicidio necesitan ser escuchadas, tener espacios de confianza y empatía para expresar lo que les abruma”, afirma la psicóloga clínica Catalina Sepúlveda. 

La pandemia del coronavirus ha traído consigo un sinnúmero de problemas a la vida de las personas. La lejanía con nuestros seres queridos, el clima de incertidumbre laboral y económico, como también, la misma preocupación de poder contagiarse, son estresores que aumentan el riesgo suicida.

Por tal razón, este 10 de septiembre, fecha donde se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, en #EsHoy queremos mostrarte 3 de consejos prácticos de la psicóloga Catalina Sepúlveda, con el fin de que puedas conocer más de cómo prevenir los estresores que desencadenan un suicidio.

Según la cuarta entrega del Termómetro de la Salud Mental en Chile ACHS-UC, publicado en agosto de 2021, expone que el 47,3% de los hogares encuestados muestran síntomas leves a severos de depresión, mientras el 23,6% manifiesta sospecha o presencia de problemas de salud mental, un 21% expresa sentir soledad y el 11,6% presenta un consumo de alto riesgo de alcohol, todos ellos factores de riesgo en materia de suicidio.

Para la psicóloga, este día no solo se orienta a prevenir que la persona atente contra su vida, sino que “a visibilizar lo que hay detrás de esa intención; es decir, ver el origen emocional”.

Por ello, la especialista entrega 3 recomendaciones que como sociedad debemos poner en práctica:

Fuera los tabúes

Frases tan repetidas como: «no llores», «parece que andas sensible» «tienes que enfrentar esto como hombre»; «el psicólogo es para los locos», «llorando no se soluciona nada», «hay que ser fuerte» y «tira pa’ arriba», son parte del problema

Si bien es cierto, muchas veces estas palabras no vienen con una mala intención, explica Sepúlveda, sí pueden crear realidades en la persona que está siendo afectada por una enfermedad mental. 

“Tenemos que crear consciencia de lo que decimos. Sabemos que el lenguaje no sólo sirve para describir la realidad: también la crea. Nuestro rol es comenzar a cuestionar estas tradiciones socioculturales que invalidan y coartan la expresión emocional”. 

Verbalizar los sentimientos

Es normal que hayan situaciones que nos parezcan imposibles de superar, obstáculos que parecen nunca irse y momentos difíciles en donde quisiéramos que nadie nos viera. Sin embargo, la mejor manera para afrontar dicha etapa implica necesariamente “hablar de lo que te afecta, contárselo a alguien muchas veces, expresar tus emociones, llorar si lo necesitas, elaborar y resignificar lo que ha dejado en ti como persona esa experiencia” aconseja la especialista. 

En Chile, distintas organizaciones mantienen líneas gratuitas en caso que desees hablar con alguien de tus sentimientos y emociones, estas son:

Salud Responde: 600 360 7777 (Opción 1)

Hospital Digital: https://www.hospitaldigital.gob.cl/

Chat Hablemos de Todo: https://hablemosdetodo.injuv.gob.cl/

Estar atento a las señales de alerta

“Observar, evaluar y reconocer los factores de riesgo que conducen al suicidio nos ayuda a estar más cerca de los otros”, enfatiza la psicóloga Catalina Sepúlveda. 

Dentro de ellos, hay una serie de acciones o actitudes que pueden ser un indicio de un posible intento de suicidio, estas son:

  • Deseos y búsqueda de formas para herirse, matarse, o amenazar con hacerlo.
  • Sentimientos de agresividad, desgano, cansancio.
  • Desesperanza o no tener razones para vivir.
  •  Sentir ser una carga para otros (amigos, familia, etc.) o el responsable de todo lo malo que sucede.
  • Mayor uso de alcohol, tabaco o drogas.
  • Alteraciones significativas en el sueño: dormir demasiado o muy poco.
  • Aislamiento, alejamiento de familiares y amigos.
  • Regalar posesiones preciadas, despedirse de los seres queridos o hablar como que ya no estará más presente.
  • Sentirse atrapado(a), bloqueado(a) o sufrir un dolor que no puede soportar.
  • Pensamientos y amenazas de suicidio.

 “Así como actuamos ante un dolor de muelas, ante algún síntoma de crisis emocional deberíamos pedir ayuda y no sólo eso, saber dar respuesta a alguien que lo requiera. La salud mental es asunto de todos”, finaliza.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: