siguenos

Culmina con éxito el primer espacio dedicado al bienestar de los funcionarios de salud durante la pandemia

Facebook
Twitter

Culmina con éxito el primer espacio dedicado al bienestar de los funcionarios de salud durante la pandemia

El centro de terapias complementarias otorgó cerca de 7.000 atenciones durante sus 100 días de funcionamiento. Lo que se tradujo en un promedio de 1.500 citas mensuales, abarcando a los más de 2.500 funcionarios que se desempeñan en el Hospital San Pablo de Coquimbo. 

La actual crisis sanitaria ha afectado a toda la sociedad, en especial, a aquellos que han velado por el cuidado de quienes se han contagiado con coronavirus. Es así que, el abnegado esfuerzo de los funcionarios de la Salud para dar respuesta a las demandas de la ciudadanía ha tenido un impacto negativo en el bienestar biopsicosocial de sus vidas. 

Por ello, el Hospital San Pablo de Coquimbo impulsó la pionera e innovadora iniciativa regional OASIS Nuevo Aire, la que hoy, a casi 5 meses desde su inauguración, cierra un exitoso ciclo de terapias complementarias orientadas a la promoción de la salud mental y la prevención del desgaste individual de los funcionarios.   

Con siete tipos de prestaciones y nueve profesionales especialistas en kinesioterapia, quiropraxia, acupuntura, masoterapia, biomagnetismo, reiki y flores de Bach, el centro entregó cerca de 7.000 atenciones durante su funcionamiento, lo que se traduce en un promedio de 1.500 citas mensuales, abarcando una dotación aproximada de 2.500 funcionarios en el hospital de la comuna puerto. 

Para Paloma Honores, psicóloga organizacional de la Unidad de Relaciones Laborales y una de las impulsoras del proyecto, OASIS fue un exitoso programa dentro del hospital, donde “el funcionario tuvo la posibilidad de poder salir de este contexto de Covid y, finalmente, el resultado es ver a nuestros equipos un poco más descansados”. 

De igual forma, la psicóloga enfatiza que en unidades críticas del recinto asistencial tuvieron que focalizar su tarea realizando jornadas de autocuidado, en las cuales se vislumbra un cambio sustancial en la calidad de vida de los funcionarios. 

“Cuando estudiamos hacer este proyecto nuestro criterio fundamental es que veíamos a los equipos extremadamente cansados, las relaciones interpersonales bastante desgastadas y, hoy día, podemos visualizar en nuestro hospital que este ambiente ha cambiado, la gente ha tenido la oportunidad de tomar un respiro de esta pandemia y eso lo vemos en la interacción entre ellos mismos”, explicó Honores.

Oasis se extiende en la región

Es así que, con la premisa “porque agradecemos tu esfuerzo, ahora es momento de sanar”, el centro tuvo una multitudinaria asistencia mensual, la que ha sido valorada positivamente tanto por funcionarios como por la dirección del hospital. 

“Este proyecto de OASIS lo que vino fue a recoger todo ese desgaste emocional de los funcionarios y desgaste físico, producto del exceso de trabajo que hizo esta pandemia sobrecargar el sistema de salud chileno. Para nosotros, la idea de este proyecto era poder contener y dar una respuesta a esa necesidad”, expresó con satisfacción Germán López, director del Hospital de Coquimbo, valorando el trabajo mancomunado de los equipos.

Cabe destacar que, esta iniciativa local también se replicó en los otros centros asistenciales de la región de Coquimbo, quienes vieron en OASIS Nuevo Aire una inspiración para agradecer a sus funcionarios. “Fue tan buena la idea y tuvo tan buena acogida que la Dirección del Servicio de Salud recogió el proyecto y lo aplicó en otros hospitales, con lo cual nos sentimos muy orgullosos de esta iniciativa que se llevó a cabo acá en el Hospital San Pablo de Coquimbo” finalizó López. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: