siguenos

Faustball: El deporte de puño que pocos conocen

Facebook
Twitter

Faustball: El deporte de puño que pocos conocen

El seleccionado nacional Cristóbal Mödinger contó a nuestro medio que “es una disciplina que se ha heredado de generación en generación y es lo que lo hace ‘más lindo’”.

Desde su hogar, el faustbalista conversó con EsHoy sobre qué es este deporte, cómo se posiciona a nivel internacional y qué rol cumple dentro de Chile. Además, nos contó un poco acerca de su vida personal y cómo se ha reinventado en estos tiempos de confinamiento.

Al preguntarle de qué se trata, empezó por diferenciarlo del voleibol, diciéndonos que, a diferencia de este “el remate no se realiza con la mano abierta sino con el puño. En cuanto a la cancha, “la del faustball es más grande, mide 20 metros de ancho por 50 metros de largo, la cual puede ser de pasto o de gimnasio y en ella juegan 5 jugadores por lado”. Sobre las jugadas que se realizan dentro del terreno de juego “los equipos pueden tocar la pelota tres veces en cada jugada, y la pelota puede tocar el pasto”, para anotar puntos “la pelota debe tocar la leine de la cancha o cuando da dos botes en el campo contrario”.

Es un deporte que fue difundido ampliamente por los alemanes – los n°1 en la disciplina – de tal manera que, en cada lugar colonizado por los germanos se enseñaba a jugar faustball. Por esta razón, es que es mayor conocido en el sur de Chile.

Llanquihue es faustball

Si viajamos al sur, específicamente a la ciudad de Llanquihue, en la Región de Los Lagos, de seguro escucharemos hablar de este deporte, lugar donde se practica mayormente, pues gran parte de los jugadores salen de allí y muchos de ellos parten a integrar otros equipos nacionales. Al mismo tiempo, ha sido sede de varios mundiales, incluso este año, en el mes de noviembre, se realizaría el mundial de damas, que por razones de la pandemia deberá postergarse.

Sin duda, esta disciplina ha llevado el nombre de Llanquihue y Chile por todo el mundo, participando en todos los mundiales sin excepción y en todas sus categorías, desde senior hasta adulto y juvenil.

Un deporte familiar

Mödinger nos comentó que a lo largo del mundo este es un deporte que se ha heredado de generación en generación y es lo que lo hace “más lindo”. En su caso, este deporte nació con él, pues “mis padres se mantenían con una pelota, me llevaban a campeonatos, de hecho, yo tengo dos hermanos que también juegan faustball”. También afirmó que “todos se conocen con todos, la mayoría son amigos o familia y en el resto de países que se juega, igual es así, lo que hace que sea un ambiente agradable”.

¿Quién es Cristóbal Mödinger?

“Seleccionado nacional de Faustball y jugador del Club Manquehue, ingeniero comercial, pero sin ejercer” así se definió a él mismo. El chileno actualmente ha estado trabajando en un proyecto denominado “entrenemos después de la pega”, que surge durante la cuarentena “empecé un sábado y dije, ya voy a poner un live en Instagram y de ahí empecé a recibir un feedback por parte de la gente. Me di cuenta que ellos disfrutaban y yo también”. La cuarentena lo ha llevado a reinventarse, haciendo estas clases deportivas online los días lunes, miércoles y viernes a partir de las 18:00hrs, además de fortalecer su emprendimiento de poleras Raval. Al mismo tiempo, decidió unirse al mundo de TikTok, donde ha logrado llegar a distintos públicos, mostrando distintos tipos de contenido.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: