siguenos

Ciencia en pandemia: adaptándose a la realidad para continuar investigando

Facebook
Twitter

Ciencia en pandemia: adaptándose a la realidad para continuar investigando

Pese a las restricciones sociales y las cuarentenas, los y las investigadoras locales han proseguido en su trabajo. Ya sea en aulas escolares o laboratorios, la ciencia no toma pausas y aprovecha el momento para acercarse a la ciudadanía.

Con la finalidad de indagar constantemente en búsqueda del conocimiento, la ciencia regional, tanto en el ámbito escolar, como en los laboratorios, ha continuado adelante. Al respecto, el Proyecto Explora Coquimbo del Ministerio de Ciencias, ejecutado por la Universidad Católica del Norte recibió 32 proyectos en la versión 2020 del Programa de Investigación e Innovación Escolar, IIE. Al respecto, la Encargada, Javiera Carvajal, destacó que la imposibilidad de reunirse físicamente no fue una barrera para los(as) escolares, pues la adaptación es un factor clave para continuar haciendo ciencia, “pues siempre es importante fomentar la investigación, porque los estudiantes comprenden mejor el mundo que les rodea y pueden aportar y actuar para cambiar su círculo más cercano”.

En tanto, Marcela Espinoza, Educadora Básica del Saint Mary School de Coquimbo, quien en 2020, junto a sus estudiantes, presentó el proyecto <<Las enfermedades en la historia reflejadas en expresiones artísticas>> a IIE de Explora Coquimbo, relata que las restricciones de la pandemia no desalentaron las ganas de ellos y ellas por seguir aprendiendo, “y aunque no pudimos vernos presencialmente, logramos desarrollar igualmente el proyecto”. En este sentido, el método VESS, propio del establecimiento, “alienta el aprender a observar, analizar, comparar, etc. Y en definitiva, permite enseñar y potenciar el método científico”, concluye.

En el ámbito de la academia, la adaptación también ha resultado un factor trascendental, tal como indica el Doctor en Genética de la U. Estadual Paulista de Brasil, Cristian Araya Jaime, quien es académico e investigador del Instituto Multidisciplinar en Ciencia y Tecnología de la U. de La Serena. Según su experiencia, “las restricciones de movilidad de la pandemia afectaron lo operacional, pues yo trabajo con fauna y peces, y necesito ir a terreno; sin embargo, en este periodo pude reflexionar y evaluar nuevas posibilidades que han dado frutos este año, a partir de datos que estamos obteniendo de genética de peces marinos de importancia económica, como la merluza”, afirma.

El científico subraya también que este periodo permitió un mayor acercamiento de la ciencia a la ciudadanía: “hoy la gente mira a la ciencia como una disciplina que resuelve cosas; el mejor ejemplo fue la carrera por fabricar la vacuna contra el Covid-19, donde todos estábamos pendientes. Asimismo, yo y otros científicos participamos en campañas de difusión, lo que permitió que la comunidad conociese a los investigadores regionales y a qué se dedican”.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: