siguenos

Invasión inmobiliaria: La historia del proyecto que atenta contra bosque natural de La Serena

Facebook
Twitter

Invasión inmobiliaria: La historia del proyecto que atenta contra bosque natural de La Serena

Hace unas semanas los vecinos del sector de La Florida han observado el cercado del terreno que conduce a un bosque de eucaliptus que servía como lugar de esparcimiento familiar. Preocupados formaron un grupo para intentar proteger este pulmón natural de la comuna y evitar así su destrucción por un proyecto inmobiliario que fue aprobado en 2018.

Para entender el proyecto que se realizará en este sector, es necesario retroceder hasta el 25 de octubre de 2017, momento en el que grupo de Inversiones y Asesorías H. y C. S.A. presentaba por sexta vez la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto “Desarrollo Inmobiliario La Florida” el cual fue acogido para su estudio el 3 de noviembre de ese año por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Coquimbo. 

EL SEA solicitó el pronunciamiento de los siguientes organismos del Estado que poseían competencia ambiental, al Consejo de Monumentos Nacionales, a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, a CONAF, a la Dirección General de Aguas (DGA), a la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), a la Dirección de Vialidad, al SAG, a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles; a los siguientes SEREMIS del:  MOP, Medio Ambiente, Agricultura, Desarrollo Social, Salud, Transportes y Telecomunicaciones, Vivienda y Urbanismo; al Servicio Nacional Turismo, al Gobierno Regional y a la Municipalidad de La Serena para que se pronunciaran antes del 28 de noviembre.

En una sesión ordinaria del Consejo Regional realizada el día 22 de noviembre de 2017, se establecía que el proyecto no tenía compatibilidad territorial y la declaración de impacto ambiental no daba respuesta a los objetivos estratégicos regionales de desarrollo al año 2020. De acuerdo con lo expresado en el oficio N° 4738 enviado el día 28 del mismo mes por el entonces Intendente Claudio Ibáñez a la Directora Regional del SEA, se extrae del documento  que según el  Plan Regulador Intercomunal del Elqui (PRI Elqui, aprobado y en proceso de toma de razón) el proyecto se emplaza en un área de extensión urbana (ZEU-5) que tiene permitido dentro del uso de suelo un uso residencial, sin embargo, está condicionado a una subdivisión predial mínima de 1000m2 y de edificación con una densidad bruta máxima de 60 hab/há, condiciones que no correspondían al proyecto.

Al no estar en vigencia el PRI Elqui a la fecha de su presentación el proyecto debía someterse al artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcción (LGUC) que establece que no será permitido abrir calles, subdividir para formar poblaciones, ni levantar construcciones salvo que ésta  se trate de conjuntos habitacionales de viviendas sociales o de viviendas de máximo 1.000 UF. 

De igual forma los distintos organismos evaluadores de este proyecto, efectuaron sus observaciones las cuales fueron recogidas por el SEA en un informe realizado el 15 de diciembre de 2017, tras esto el representante legal del proyecto el señor Gustavo Johnson Undurraga entregó la Adenda, el 28 de febrero de 2018, la que fue entregada sólo a las instituciones que realizaron observaciones, no obstante, a pesar de que el Gobierno Regional exhibió observaciones no se le incluyó en esta nueva instancia para ver si sus observaciones habían resultado subsanadas; los nuevos anexos presentados nuevamente recibieron pronunciamientos motivo que generó un nuevo informe complementaria  el 4 de abril para el cual el representante legal presentó una adenda complementaria el 14 de mayo.

Como resultado de los últimas pronunciamientos de la Adenda Complementaria el SEA entregaba el Informe Consolidado de la Evaluación (ICE) en el cual se  recomendaba aprobar el proyecto a pesar del pronunciamiento del Gobierno Regional y  de las observaciones del Seremi de Desarrollo Social, Juan Flores Astudillo que concluían que los flujos vehiculares inducidos en la situación con proyecto en punta mañana representan en un peor escenario un 49% de la capacidad vial de Avenida Las Parcelas, lo que se considera significativo. Los referidos flujos se desarrollarían a perpetuidad, es decir a largo plazo. Avenida las Parcelas podría soportar hasta una carga de un 386 (Veq /h) del proyecto sin causar la saturación de la vía referida. Por lo tanto, se identifica un impacto significativo a largo plazo y de magnitud significativo” también se concluía por esa secretaría ministerial que existirán 1.592 personas inscritas por sobre la capacidad del CESFAM Pedro Aguirre Cerda, las que provocarán un impacto de largo plazo relacionado al acceso al servicio de Salud, observaciones que no fueron consideradas en atención por no ser materias que le competen a ese organismo con sus competencias ambientales.

Tras un proceso de 79 días hábiles en los que el proyecto pasó por evaluación de distintos organismos estatales de competencia ambiental, se aprobó el día 20 de junio de 2018, por la Comisión de Evaluación Región de Coquimbo tras una exposición de los antecedentes del proyecto por parte del Sr. Oscar Robledos Ramos, profesional del SEA, finalizada la presentación no existieron preguntas por parte de la comisión y se procedió a votar obteniendo 11 votos para su aprobación y 0 para su rechazo, tras 15 minutos de sesión el proyecto veía luz verde para su desarrollo (como consta en el acta de la sesión N°08/2018). 

La entonces Intendenta de la Región de Coquimbo Lucia Pinto declaraba ese mismo día para diario El Día “este proyecto cumple con todas las normas y reglas y en ese sentido el llamado a seguir invirtiendo en la región siempre y cuando vayan en beneficio de la ciudad y que cumplan con los requerimientos”. La ex autoridad, hoy involucrada en el Papayagate, no solo hizo caso omiso de los pronunciamientos  que había realizado el predecesor  Gobierno Regional sino que votó a favor de un proyecto que no iba en línea con la planificación.

INTERVENCIÓN DEL PROYECTO 

El proyecto considera  10 sub-fases de construcción las cuales se ejecutarán 1 por año en un plazo aproximado de 15 años y contempla la construcción de 1.122 unidades habitacionales de las cuales 682 corresponden a viviendas y 440 a departamentos en una superficie estimada de 28,79 hectáreas de zona rural según el Plano Regulador de la Comuna de La Serena.  

Detalle de las sub-fases del proyecto.

Sub-fase 1 se construirán 111 casas

Sub-fase 2 se construirán 105 casas

Sub- fase 3 se construirán 10 edificios de 20 deptos. c/u

Sub- fase 4 se construirán 6 edificios de 20 deptos. c/u

Sub-fase 5 se construirán 6 edificios de 20 deptos. c/u

Sub-fase 6 se construirán 76 casas

Sub-fase 7 se construirán 94 casas

Sub-fase 8 se construirán 90 casas

Sub-fase 9 se construirán 97 casas

Sub-fase10 se construirán 109 casas

Plano de Corta asociada al Plan de Manejo Forestal

Para llevar a cabo la construcción del proyecto se contempla la tala de 4,28 hectáreas de eucaliptos, además se considera la intervención del canal Santa Isabel el que ha permitido la formación de pozones en los cuales se puede encontrar sapitos de cuatro ojos una especie en situación de conservación casi amenazada y de un coipo especie que se encuentra en estado de conservación vulnerable.

Como es de público conocimiento en la evaluación de este proyecto no existió un proceso de participación ciudadana, la cual podía ser solicitada dentro de los 10 días hábiles posteriores a la publicación del proyecto en el Diario Oficial y en un periódico de circulación regional o nacional (Diario La Tercera) lo que ocurrió el 1 de diciembre de 2017.  

A pesar de tener la empresa una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable desde el 3 de julio de 2018, los trabajos recién comenzaron hace unas semanas con la delimitación del terreno y cierre perimetral de este. En el Expediente de Evaluación de Impacto Ambiental se presentó una modificación en la  titularidad del proyecto la que fue recepcionada el  3 de octubre de 2018 en el representante legal del Proyecto “Desarrollo Inmobiliario La Florida” del grupo de Inversiones y Asesorías H. y C.  S.A. a Inmobiliaria La Florida representada por el Señor Héctor Ponce.

Ante todo los expuesto, los vecinos serenenses se cuestionan por qué ningún órgano del estado consideró pertinente solicitar a este proyecto la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental, ya que es evidente que se genera una influencia  significativa en el sector, además de garantizar la  Participación Ambiental Ciudadana , que como ya hemos observado  en las últimas semanas se han organizado para intentar proteger este espacio que reconocen como uno de los pulmones verdes de la comuna.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: