siguenos

Orangutanes, una especie destruida por el negocio del aceite de palma

Facebook
Twitter

Orangutanes, una especie destruida por el negocio del aceite de palma

 El aceite de palma ha sido declarado por el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) como el principal responsable de esta deforestación en Indonesia y Malasia.

Por: Constanza Valdivia Cabrera | @lachicadelpeloliso

En la industria alimentaria el uso del aceite de palma es casi indispensable, ya que se encuentra en la mayoría de los productos que compramos, además de ser uno de los más baratos del mercado. Sin embargo, su extensa área de cultivo y el abusivo uso de químicos y herbicidas producen contaminación en las aguas, matan la flora y fauna y si lo anterior fuera poco, también afecta la salud humana.

La expansión de monocultivos intensivos como este, especialmente en el sudeste asiático, se ha asociado a la deforestación de los bosques tropicales, a expropiación de comunidades autóctonas, abusos de los derechos humanos y la muerte de ejemplares de diferentes especies de animales.

En el caso de los orangutanes la persecución en dichos países se ha vuelto cada vez peor, pues muchos trabajadores matan a este animal para que no dañen las plantaciones de palma. Asimismo, debido a la expansión de dichas plantaciones se han quemado hectáreas de bosque nativo, lugar que antiguamente era su hogar natural.

Según diversos informes de Greenpeace, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), ha catalogado el orangután de Borneo como especie en peligro de extinción, debido a la extinción de sus hábitats naturales.

Cerca de 90% de los orangutanes del planeta viven en Indonesia, sin embargo, desde 1999 al 2015 la población de estos animales en la isla se redujo en más de 100 mil individuos, informaron investigadores en la revista científica Current Biology. Los científicos temen que la población vaya en decadencia, debido a que muchos desesperados por comida vagabundean en áreas habitadas por seres humanos, y estos muchas veces los venden en el comercio de especies o para zoológicos por grandes sumas de dinero, por tratarse de un animal con grandes habilidades y muy amistoso.

 En septiembre de 2018 el presidente de Indonesia, Joko Widodo, emitió un decreto presencial para establecer una moratoria de tres años en las concesiones de terrenos para cultivos de palma de aceite, con el objetivo de mejorar la relación entre comunidades y empresas. Sin embargo, la protección de los animales que habitan dichas tierras es incierto, teniendo muy cercana la desaparición del orangután de Borneo. 

Marcas que ocupan aceite de palma para elaborar sus productos: Unilever, Nestlé, Kellogg’s, L’Oréal, Burger King, Colgate, McDonalds, Starbucks, entre otras.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: