siguenos

“Ya nos quitamos el corset, pero aún nos quedan cadenas”

Facebook
Twitter

“Ya nos quitamos el corset, pero aún nos quedan cadenas”

En medio de las manifestaciones del contexto sociopolítico de Chile, han tenido gran protagonismo las marchas e intervenciones feministas, estas generaron un cambio de giro que delineó un nuevo mapa en las decisiones gubernamentales y sociales. A través de diversas herramientas artísticas y contestatarias se puso en jaque a un patriarcado, que no pudo contener el cuestionamiento a sus jerarquías institucionales en lugares donde, por años, la mujer no tuvo derecho a expresarse, desde un salón de clases hasta el Congreso, sitios dónde por siglos primó la hegemonía masculina que evitaron una representatividad significativa.

En La Serena, miles de mujeres han salido a las calles con carteles, lienzos y perfomances para visibilizar las diversas violaciones de derechos que sufren en el mundo. En este sentido, en la marcha del #9M llamó la atención una mujer que llevaba un vestido colonial.

En conversación con #EsHoy, Belén Debia contó que “quise encarnar la sordera histórica a todas esas manifestantes que hace centenares de años salen a la calle a demandar por nuestros derechos, desde las trabajadoras textileras peleando por su salario, la mujer negra que marchó por ser discriminada hasta nosotras que protestamos por los femicidios y poder acceder al aborto libre y seguro” y agregó que “yo quise representar a esa mujer que no se ha ido de la calle hasta ser escuchada, que si bien hay ‘avances’ yo veo que ‘ya nos quitamos el corset, pero aún nos quedan cadenas’”, frase que aparecía en el letrero que llevó durante la marcha.

Asimismo, Debia aseguró que “el Estado es un macho opresor que avala conductas abusivas, el domingo y lunes carabineros sin ninguna necesidad nos mojó y nos  lanzó lacrimógenas, el 8 y el 9 muchos hombres se hicieron presentes en la marcha, habiendo pedido una y otra vez que nos queremos manifestar como bloque de mujeres y disidencias feministas”.

El movimiento feminista en América Latina y el mundo ha cobrado fuerza en los últimos años y, en consecuencia, el debate sobre la participación masculina en el mismo se hace cada vez más ineludible. En este sentido, Belu Debia expresó que “respetarnos esta decisión, como muchas otras, es impensado aún, así de profundo es esta problemática, porque la lucha de poder por sobre nuestras vidas y cuerpos es más fuerte. Si queremos caminar entre nosotras, gritar o enfrentar a la fuerza pública, es nuestra decisión. Compañero aguántate las ganas de rescatarnos, si nos vamos a defender en el 8M es entre nosotras”.

Finalmente, la actriz fue tajante al indicar que “cuando el patriarcado y este modelo económico caigan, seremos libres, sin importar el genital que tengamos al nacer. Hasta que eso no pase, vamos a seguir en las calles”.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: