siguenos

Labilidad emocional: la enfermedad del Joker ¡existe!

Facebook
Twitter

Labilidad emocional: la enfermedad del Joker ¡existe!

La cinta protagonizada por Joaquin Phoenix, ha resultado todo un éxito e, incluso, causó un récord de 8 minutos de ovación tras su presentación, en el pasado Festival de Venecia.

Por: Rocío Lecaros

Labilidad Emocional (LE) es un trastorno que afecta a parte de la población, donde existe un cambio abrupto de ánimo, pasando de la risa al llanto en tan solo instantes. En este sentido, el presente mes, se estrenó el “Joker”, donde se muestra a Arthur Fleck, un hombre que lucha con una variedad de enfermedades mentales que le impiden ser aceptado por la sociedad y pese a que durante la película no se manifiestan las patologías diagnosticadas al personaje, los ataques de risa incontrolables corresponden a la LE o síndrome pseudobulbar.

Dentro de las principales causas de esta enfermedad se encuentra la demencia, el accidente vascular cerebral, traumatismo craneoencefálico o esclerosis múltiple, provocando así la incomprensión de las emociones, tanto propias como ajenas y una incapacidad al momento de expresarlas, por lo que la patología es presentada, usualmente, por personas con determinados daños o lesiones neurológicas que hayan afectado la forma en la que el cerebro controla la expresión emocional.

En este contexto, cuando la Labilidad Emocional no es detectada en forma temprana, va agravándose, causando aislamiento social, ansiedad y depresión, entre otros factores, impidiendo que el individuo pueda llevar a cabo tareas cotidianas y además relacionarse con otras personas. Sin embargo, si la enfermedad es diagnosticada, podrá ser tratada a través de diferentes especialistas, tales como profesionales en psiquiatría, neurología y/o psicología.

Tal como se muestra en la cinta, cuando el protagonista sube al escenario, para dar su show, no lo logra, debido a que cuando intenta hablar solo explota en risas incontrolables, reflejando lo que vive la gran parte de la población que padece de la patología, que si bien no tiene cura total, sí posee tratamientos que brindarán una mejor calidad de vida, por ejemplo, el uso de antidepresivos.

Además, se considera que una alta mayoría de casos no son informados o diagnosticados de forma correcta, ya que existe una falta de concientización, por lo que si  presenta  algunos de los síntomas, como los cambios repentinos de humor y expresión de emociones, se recomienda consultar con un especialista,  pues el diagnóstico temprano de esta enfermedad puede disminuir, en gran medida, los episodios de labilidad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: