siguenos

Especialista alerta sobre los riesgos del consumo del llamado «terremoto infantil»

Facebook
Twitter

Especialista alerta sobre los riesgos del consumo del llamado «terremoto infantil»

Por: Jimena Vargas Toro | @jimeeevargas

Las Fiestas Patrias es una de las fechas más esperadas por los chilenos, debido a la cantidad de días libres que conlleva esta celebración, los múltiples platos típicos y tragos que se consumen en estas fechas. En este sentido, uno de los favoritos es ‘el Terremoto’, bebida masificada en la cultura popular chilena, realizada a través de la mezcla de vino blanco o pipeño, granadina y helado de piña y que, pese a que sus orígenes se remontan al año 1985, hasta la actualidad sigue refrescando a todo el país.

El considerable auge del trago antes mencionado, llevó a los miles de comerciantes de fondas a comercializar la popular mezcla de sabores dulces, especialmente, aquella dirigida a los más pequeños, reemplazando el alcohol por jugo o bebida y recibiendo el nombre de “Terremoto Infantil”, que llama la atención de cientos de niños que se encuentran celebrando junto a sus padres.

Pero, ¿qué tan dañino es el consumo para ellos? Quién advierte sobre esta problemática es Jaime Folch, Jefe del Departamento de Nutrición y Salud de la Fundación Integra. “Básicamente es una bomba calórica, que aporta solamente azúcar”,indicó en Radio Bío Bío. 

El terremoto infantil es solo un ejemplo de los problemas que contrae el consumo de bebidas azucaradas a temprana edad, pues, según el especialista, el consumo de carbohidratos simples, como los refrescos y de grases saturadas, repercute en el rendimiento cognitivo de los niños, afectando así la memoria a corto plazo.

Folch, detalló al medio nacional, otros efectos negativos del consumo de bebidas con alto contenido de azúcar, entre los que se encuentran el aumento de peso, peligro de diabetes, caries dentales,  adicción  y alergias.

Por último, el profesional recomendó a los padres el consumo de jugos de frutas naturales sin azúcar, agua de cocción de frutas o  con esencias, afirmando que los niños no necesitan ingerir este tipo de bebidas, por lo que son hábitos que los padres deberían cambiar para mejorar la salud de sus hijos a largo plazo, aprovechando los días de fiestas para fomentarles la realización de actividad física.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Relacionados: